EL AMOR EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

EL AMOR EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

EL AMOR EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS

 

Queridos amigos y amigas de Céntimos Solidarios:  Como la mayoría de personas en nuestro planeta, nosotros también vivimos este momento con preocupación y dolor, conscientes de la trascendencia que tiene este momento para nuestra civilización.

Recordando que en China es donde ha surgido esta crisis, precisamente se dice que la palabra crisis en chino se traduce también como oportunidad. Consultando alguna fuente experta parece ser que no es así, pero nosotros hoy queremos asociar estas dos palabras: crisis y oportunidad, porque en nuestra opinión las crisis sí son momentos privilegiados para un cambio, una transformación, para el crecimiento de las personas y de las sociedades. Queremos compartiros dos aspectos trascendentales de lo que estamos viviendo:

 

1. Se comenta que las crisis sacan lo mejor y lo peor de cada uno. En nuestra sociedad estamos asistiendo a ejemplos de entrega y solidaridad que nos hacen bien a todos. Nuestro mensaje es que aprovechemos para crecer como personas y como humanidad en la que, como ha quedado patente, todos estamos unidos en una misma condición, en una misma vulnerabilidad. Cuando nosotros nos estemos  recuperando de la pandemia en nuestro país, en nuestro continente, habrán millones de personas en el llamado «Tercer Mundo» que estarán sufriendo lo mismo que hemos sufrido nosotros, pero agravado por las condiciones sanitarias y sociales que viven en sus países:  Pobreza, imposibilidad de acceder a un sistema sanitario, desnutrición, falta de agua potable (recordemos la importancia de lavarnos las manos frecuentemente con agua y jabón), comorbilidad: enfermedades de la piel causadas por parásitos, enfermedades infecciosas como malaria, cólera, tifus, dengue u otras similares, complicaciones del sida (que está muy extendido entre toda la población, incluyendo niños) y sistemas sociales injustos. Ojalá que crezcamos en conciencia de que todos estamos en un misma barca, y que lo que le pasa a uno de nosotros nos pasa a todos.

«Soy humano. Nada de lo humano me es ajeno». Terencio.

 

2. Nuestro planeta está siendo el gran beneficiado de la infección por el coronavirus: han descendido de manera muy importante los niveles de contaminación del aire, primero en China y actualmente en Europa. Los canales de Venecia aparecen limpios e incluso con bancos de peces. Los delfines se pasean cerca de las playas. La vida silvestre reclama sus espacios: tortugas que llegan a desovar en playas que no visitaban hace años, pavos salvajes paseando por una ciudad de California, en Gales cabras paseando por sus ciudades…. Muchos investigadores del medio ambiente reclaman que es urgente cambiar nuestra manera de relacionarnos con la Naturaleza y sus recursos. Ésta puede ser una oportunidad para reflexionar sobre cómo hemos reducido la Naturaleza a un instrumento utilitario y sobre cómo la misma Naturaleza encuentra la manera de equilibrarse y colocarnos en nuestro lugar.

 

Queridos amigos: ojalá aprovechemos la oportunidad que esta crisis nos brinda. Al fin y al cabo, otro mundo mejor es posible

 


Vuestros céntimos lo consiguen

Vuestros céntimos son solidarios

Si lo deseas, puedes HACER AQUÍ UN DONATIVO.