CUANDO LLEGAR AL COLEGIO SE CONVIERTE EN UN PROBLEMA

CUANDO LLEGAR AL COLEGIO SE CONVIERTE EN UN PROBLEMA

CUANDO LLEGAR AL COLEGIO SE CONVIERTE EN UN PROBLEMA

 

Son millones los niños de todo el mundo que cada mañana tienen que recorrer muchos kilómetros por rutas inhóspitas y con una climatología extrema, para poder llegar a la escuela y disfrutar de un derecho universal que tendría que darse por sentado, como es la educación durante la infancia.

El problema no es la distancia que el menor tiene que recorrer, ya que según estudios realizados por expertos infantiles, los niños de poca edad pueden llegar a recorrer varios kilómetros sin cansarse. Lo que realmente preocupa es que esos niños tienen que hacer el camino en condiciones muy precarias y por zonas agrestes donde habitualmente la delincuencia abunda, ello dificulta el acceso a la educación a muchos de ellos

 

Lugares del mundo donde la educación es casi un imposible

 

Guatemala

En Cobán, Alta Verapaz, Guatemala, 75 niños pertenecientes a 12 aldeas rurales de población indígena muy empobrecida debían caminar, junto a sus madres, hasta 4 horas diarias por caminos empinados y con condiciones climáticas adversas, para desplazarse hasta el centro educativo establecido por Céntimos Solidarios para satisfacer sus necesidades educativas y alimenticias. Actualmente, gracias a la adquisición de un transporte escolar, el camino al centro educativo de estos niños es mucho más cómodo.

 

Tailandia

En Mae Sot, los inmigrantes birmanos y los refugiados cuentan con una escuela, pero la misma se encuentra muy alejada de sus hogares, hasta tal punto que el mismo profesor recoge a todos sus alumnos en un punto de encuentro para llevarlos a clase en un pequeño coche. Ya que si no lo hiciera, no podrían acudir a clase.

 

Brasil

En Sertao, los niños que tienen más suerte pueden acudir en burro a la escuela durante un trayecto que dura aproximadamente una hora. Y como tan solo hay un profesor en la escuela, son los alumnos más mayores los que ayudan a los más pequeños en las tareas.

 

Guayana Francesa

En esta zona del planeta, son los niños los que tienen que buscar una piragua o una canoa para poder cruzar el Maroni y acudir a la escuela. En la isla conocida como Houat, los alumnos tienen que tomar un ferry cada mañana para ir hasta el colegio situado en otra de las islas.

 

Nigeria

En la pequeña localidad de Kulumin Jeji existe una escuela a la que van los hijos de la tribu fulani. El problema es que los niños tienen que levantarse antes del amanecer para poder ayudar a su familia en las labores de casa antes de poder marcharse al colegio, que se encuentra a más de una hora caminando. Durante este trayecto los pequeños tienen que cruzar una zona desértica en la que tienen que soportar temperaturas extremas, lo que hace que lleguen deshidratados y agotados a clase.

 

Australia

En el pequeño pueblo de Wyalkatchem los niños que viven en las pocas granjas aisladas de los alrededores tienen que coger cada día un autobús para acudir al colegio que se encuentra a 180 kilómetros de distancia. Por ende casi todo el recorrido se realiza por caminos que no están asfaltados, por lo que cuando hace mal tiempo el trayecto se dificulta en exceso.

 

En definitiva, los niños deben tener acceso a una educación gratuita y de calidad a nivel elemental y secundario, vivan en el lugar del planeta en el que vivan. Por eso es imprescindible que se reconozca este derecho que todavía dista mucho de ser universal, y que parece que todavía está fuera del alcance de muchos países empobrecidos.

 

En Céntimos Solidarios trabajamos en varios proyectos de desarrollo, entre ellos un sistema de transporte escolar en Guatemala que garantice el acceso a la educación de los niños y niñas de 7 comunidades indígenas, en los que podrás contribuir con un donativo si así lo deseas.

 

Y es que, sin educación, una generación entera de niños y niñas que viven en las naciones afectadas por desastres naturales, conflictos y pobreza extrema, van a crecer sin las destrezas suficientes para poder ayudar a sus países y a sus economías, lo que contribuye a empeorar la desesperada situación en la que en la actualidad ya se encuentran millones de familias.

 


Vuestros céntimos lo consiguen

Vuestros céntimos son solidarios

Si lo deseas, puedes HACER AQUÍ UN DONATIVO.